La literatura lisboeta que ha cautivado al mundo
transporte

Hablar de Lisboa, para la mayoría de la gente, es referirse a un lugar apacible, en donde las notas del fado, ese ritmo melancólico, su gente, y el ir y venir de las olas invitan a la reflexión, quizá por eso una de las expresiones que mejor definen el espíritu de la capital de Portugal sea su literatura.

Y de ello tienes una aproximación que te lleva, si no conoces esa expresión artística, a sus escritores, que en sus letras han perpetuado ese espíritu lisboeta tan cercano a la felicidad y a la vez pleno de esa melancolía que debe permear en los marinos cuando parten hacia el océano.

Desde El libro del desasociego, de Fernando Pessoa (poeta cuya impronta encontrarás en diversos lugares de la capital lusa, como la que fue su casa –hoy convertida en biblioteca, centro de documentación y pequeño museo– a los cafés A Brasileira, donde te puedes tomar un café con el poeta, presente en forma de escultura, y Martinho da Arcada, uno de los favoritos de este autor de múltiples personalidades), hasta Historia del cerco de Lisboa, de José Saramago, quien aunque los últimos años de su vida vivió en España, siempre se le conecta irreductiblemente con Lisboa, son libros que detallan muy bien el devenir de esta urbe con tres mil años de historia a cuestas.

Lobo Antunes y su prolífica pluma

Pero también Antonio Lobo Antunes, con su prosa que muchos califican de auténtica poesía, ayuda a que nuestra mente nos incite a viajar y conocer Lisboa con su catedral, sus barrios, como el de Belém, que nos remonta a ese pasado donde los grandes exploradores portugueses ampliaron el conocimiento del mundo, sus monumentos, templos y más.

En sus novelas, Lobo Antunes nos narra parte de la historia contemporánea portuguesa y nos da luz acerca del carácter no sólo del lusitano, como en sus textos Fado Alejandrino o Libro de Crónicas, sino de la manera de ser humana; pero el multigalardonado escritor tiene mucho más para ofrecerte, pues es harto prolífico, se ha marcado la obligación de publicar un libro por año y ya tiene tres decenas de obras tiene en su haber.

Otros atisbos que nos llevan a Lisboa

Diversos textos nos llevan a intentar conocer más de esa Lisboa que poco aparece en las guías turísticas, o por el contrario, a pretender adentrarnos en sus tradiciones y así conocer las causas de su acontecer, tal es el caso de Fado, de Xulio Ricardo Trigo, o de El invierno en Lisboa, del español Antonio Muñoz Molina, que nos lleva a esos sitios lisboetas donde se oye otra música, el jazz, y que cuya trama te lleva a querer conocer la noche de la capital lusitana (incluso con riesgos, ¿será?), esa donde pervive el carácter porteño de la ciudad.

Otras obras que, si bien no son de autores lisboetas, sí tienen como protagonista a la Ciudad de las Siete Colinas, son Sostiene Pereira, del italiano Antonio Tabucchi (aunque avecindado en Lisboa hasta su muerte), una novela catalogada entre las mejores de su tiempo, y Lisboa, un melodrama, del argentino Leopoldo Brizuela, que es muy recomendable leer para tener una visión más amplia de la milenaria capital de Portugal, como también enriquecedor, para conocer más del porqué este país enclavado en la Península Ibérica es uno donde los más religiosos, es este tour., pues te llevará a los puntos neurálgicos que debes conocer, como Fátima.

 

Información sobre el Artículo
La literatura lisboeta que ha cautivado al mundo
La literatura lisboeta que ha cautivado al mundo
Hablar de Lisboa, para la mayoría de la gente, es referirse a un lugar apacible, en donde las notas del fado, ese ritmo melancólico, su gente, y el ir y venir de las olas invitan a la reflexión, quizá por eso una de las expresiones que mejor definen el espíritu de la capital de Portugal sea su literatura.
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario